Música

El niño que vive en contacto con la música aprende a convivir de mejor manera con otros niños, estableciendo una comunicación más armoniosa. La música es una de las actividades preferidas de los niños. Les proporciona seguridad emocional, confianza, se sienten comprendidos al compartir canciones, e inmersos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo.

APRENDER A TOCAR UNA INSTRUMENTO MUSICAL:

Para niños entre 3 y 4 años, con una baja capacidad motriz y con dificultad para centrarse largo rato en una tarea, son ideales los instrumentos fáciles de tocar y que emiten melodías simples como xilófonos, tamborines, maracas, panderos o pequeños pianos.

A partir de los 5 años, los niños pueden abordar la música desde otra perspectiva porque ya pueden entender las notas musicales. Pueden comenzar con los instrumentos más sencillos como el clarinete, el tambor, el violín, la guitarra o el piano.